Creatina como suplemento nootrópico

La creatina es un aminoácido que se produce en el hígado. Nos suministra con la energía que nuestro cuerpo necesita, sobre todo dentro de las células musculares. Debido a sus efectos sobre la masa muscular, los suplementos de creatina son comúnmente tomados por los culturistas y atletas. Sin embargo, también hay muchas personas que están tomando creatina para aumentar su función cerebral.
La Creatina se encuentra en el cuerpo de manera natural, por lo que no se considera un nutriente esencial. Sin embargo, en términos de mejora de la cognición, muchas personas están descubriendo que los suplementos de creatina son muy eficaces. Este nootrópico aumenta la salud del cerebro y mejora la energía mental.

Beneficios de la Creatina

El principal beneficio es el aumento en la energía para los músculos que a su vez aumenta el rendimiento físico.
En términos de cognición, los usuarios experimentan una variedad de beneficios. Esto es especialmente cierto para los vegetarianos y veganos, ya que tienden a tener reservas corporales inferiores de este aminoácido. La creatina se encuentra principalmente en la carne, por lo que el impacto sobre aquellos que no la consumen tiende a ser mayor.
La creatina es importante para la memoria y en especial la memoria a corto plazo. Los estudios han demostrado que la capacidad de memoria de sus participantes aumentó cuando se les administraba creatina, en comparación con un grupo placebo.
Cuando nuestro cerebro está cansado suele conducir a una mala toma de decisiones. Cuando se consume, nuestro cerebro recibe más oxígeno. Esto ayuda a reducir la fatiga cerebral. Del mismo modo que se reduce la fatiga en los músculos, la síntesis de energía en el cerebro reduce la fatiga mental.
Además, se ha demostrado que mejora el estado de ánimo (por ejemplo, a los individuos que sufren de depresión se les aconseja tomarla).
Las personas mayores también han demostrado beneficiarse de su toma, en relación con el recuerdo espacial. También mejoró el declive relacionado con la edad. Se ha demostrado que mejora las neuronas GABA, lo cual ayuda a la prevención de condiciones tales como la enfermedad de Alzheimer. La suplementación con creatina en personas de edad avanzada ayuda a mejorar la memoria espacial, así como la memoria a largo plazo.
La creatina también se considera un neuroprotector. No sólo protege contra la toxicidad, sino que además mejora los procesos metabólicos. Esto significa que nuestra función cognitiva estará trabajando a niveles óptimos.

Cómo tomar Creatina

Las dosis varían, ya que la dosis recomendada se basa en preferencias personales. Sus usuarios suelen tomar entre 200 mg y 25 gramos al día. En términos nootrópicos, la dosis más común es entre 3 y 5 gramos diarios.
Generalmente se toma en forma de polvo por la mañana y por la tarde. Puedes tomar la dosis de una vez, o dividirla en múltiples dosis a lo largo del día.

Posibles efectos secundarios

La creatina se considera segura, pero no debe ser consumida por cualquier persona bajo la edad de 18. Los adolescentes que toman estos suplementos, tienden a hacerlo sin el consejo de su médico. Esto puede conducir a un exceso de consumo. Los siguientes son posibles efectos adversos:
El riñón y el hígado pueden verse afectados negativamente cuando se consume demasiada creatina. Dado que el hígado y los riñones procesan este compuesto, los usuarios deben ser conscientes de la sobrecarga de trabajo que pueden sufrir estos órganos vitales. Aunque los estudios no han encontrado esta relación, cualquier persona que sufre de problemas renales o hepáticos deberá consultar con su médico antes de empezar a tomar suplementación de creatina.
En su estado puro parece ser segura, pero más del 50% de los suplementos comerciales contienen al menos un contaminante. Estos contaminantes incluyen metales pesados. Antes de comprar un suplemento, asegúrate de leer bien los compuestos.
Cuando se toma en exceso, otros efectos secundarios incluyen; ganancia potencial de peso, ansiedad, fiebre, dolores de cabeza, náuseas y erupciones.

Estudios de referencia

  1. Benton, D., & Donohoe, R. (2010). The influence of creatine supplementation on the cognitive functioning of vegetarians and omnivores. The British journal of nutrition, 7, 1100–1105.
  2. McMorris, T., Mielcarz, G., Harris, R. C., Swain, J. P., & Howard, A. (2007). Creatine supplementation and cognitive performance in elderly individuals. Neuropsychology, development, and cognition. Section B, Aging, neuropsychology and cognition, 5, 517–528.